Colombia no renuncia a hacer la Copa América: Esta es la solicitud que le hará MinDeporte a la Conmebol





Colombia no renuncia a hacer la Copa América: Esta es la solicitud que le hará MinDeporte a la Conmebol


Contrario a los rumores que se 'tejieron' en las últimas horas y que daban como un hecho la renuncia de Colombia a recibir la Copa América, el Gobierno Nacional, a través del Ministro del Deporte, Ernesto  Lucena, confirmó que el país sigue dispuesto a albergar el torneo continental, por lo cual pedirá a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) que postergue la realización del torneo.

Luego de sostener una reunión este jueves con el presidente de la República, Iván Duque Márquez, Lucena le confirmó a los medios de comunicación que la intención del Estado es poder efectuar la competición en una nueva fecha, cuando la situación de orden público sea más favorable y los casos de COVID-19 hayan disminuido, lo que permita que los aficionados puedan asistir a los encuentros.

"Lo más importante en un evento de esta magnitud es el aforo de público y, ante la imposibilidad de tener hinchas en los estadios, hace que la Copa no sea un evento como el que todos soñamos", dijo el jefe de la cartera, quien espera que los escenarios elegidos para recibir el torneo sudamericano tengan, al menos, un 50 por ciento de ocupación, con el fin de garantizar su éxito.

Aunque no se estableció una fecha tentativa para que el evento se efectúe, la idea de Lucena es que el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, dé una respuesta positiva y la Copa se pueda llevar en el segundo semestre. Sin embargo, desde Luque (Paraguay) las informaciones en este sentido indicarían que sería poco probable que se apoye la iniciativa, debido a los compromisos establecidos.

A su vez, Lucena negó que haya renunciado a su cargo o que Duque le haya pedido la carta. "Ni yo he renunciado, ni el presidente me ha pedido la renuncia", enfatizó el ministro, el primero al frente de esta nueva dependencia, que reemplazó a la antigua Coldeportes. Y es que se llegó a decir, incluso, que un posible paso al costado del funcionario habría generado molestia en la Confederación. 

En contexto

Los delicados hechos de orden público que han imposibilitado desarrollar los encuentros de los equipos colombianos en la Copa Libertadores y Copa Sudamericana, los cuales se han tenido que desarrollar en Ecuador, Bolivia, Paraguay y Venezuela, y la constante amenaza de boicot por parte de grupos de manifestantes, estarían minando el camino para la viabilidad del evento en el país. 

Pese al afán del Gobierno Nacional de reportar normalidad en todo el territorio nacional y de dar las garantías para recibir el certamen, lo cierto es que la imagen del país ante la Confederación y sus afiliados no pasa por su mejor momento. La postura del presidente Iván Duque Márquez de albergar a toda costa el torneo tampoco ha caído bien entre la población, que lo considera una provocación.

A la situación que vive en Colombia por cuenta del bloqueo de vías por el paro y los enfrentamientos entre los marchantes y fuerzas policiales, en imágenes que le han dado la vuelta al mundo, se une la crisis hospitalaria por culpa del COVID-19, que aún no da tregua y tiene las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de diferentes ciudades, entre ellas Bogotá, con una ocupación mayor al 95%.

Por su parte Argentina, que en su momento también estuvo en duda de recibirla por la actualidad de la pandemia, se ha ofrecido en solitario la Copa América, que arrancaría el 13 de junio y finalizaría el 12 de julio, después de un año de aplazamiento por el virus y la negativa de selecciones como Australia y Catar de jugarla, por lo que solo se haría con elencos del hemisferio sur.

La historia del certamen en el suelo patrio ha sido de contrastes, toda vez que la única vez que lo albergó, en 2001, estuvo enmarcado en medio de una inquietante situación de violencia, que hizo que justamente el país gaucho desistiera de participar por razones de seguridad. Con todo y ello, en materia deportiva dejó como resultado el título de la 'tricolor', con Francisco 'Pacho' Maturana como entrenador.