Andrés Cadavid, del DIM, arremetió contra dueño de Rionegro Águilas: denunció que habría sido amenazado con arma de fuego



Cuando se creía que la contienda entre Independiente Medellín y Rionegro Águilas había terminado en el campo de juego del estadio Atanasio Girardot, por la cuarta fecha de los cuadrangulares de la Liga BetPlay 2 2022, se conoció una fuerte denuncia que levantó 'ampolla' en las redes sociales.

Culminado el encuentro que ganó el 'Poderoso' (2-1) ante 19.293 espectadores en las tribunas del 'Coloso de la 74' y en medio de un fuerte aguacero que obligó la suspensión por una hora y 13 minutos, el zaguero central del local, Andrés Cadavid, entregó en sus redes una fuerte declaración.

Según Cadavid, fue intimidado por el máximo accionista del cuadro visitante, José Fernando Salazar, quien a la salida del camerino, cuando se disponía subirse a su carro para dirigirse a su hogar, lo habría intimidado con la complicidad de su escolta, quien al parecer le apuntó con un arma de fuego.

"Ey, hasta cuándo vamos a dejar que ese señor de Fernando Salazar nos quiera bravear, hermano. ¿Hasta cuándo? Nos va a bravear después de los partidos y el escolta dizque sacando pistola, que yendo a la camioneta", denunció el autor del primero de los dos tantos del anfitrión.

"No papito, aquí no. Se está equivocando papi. ¿Es que se cree bandido o qué? ¿En esta época, hermano? No, papá, así no es. Fútbol en paz mi hermano, mire lo que vamos a hacer. Que ya nadie se le arruga, qué se cree ese bobo, ome", se 'despachó' el defensor, con su habitual tono.

Tan grave fue el suceso para Andrés, que incluso lo comparó con la forma en que los sicarios del abatido narcotraficante Pablo Escobar 'apretaban' a sus víctimas. Así lo dio a entender con sus polémicas afirmaciones, en contra de un personaje que vuelve a estar en el 'Ojo del Huracán'.

"No estoy de acuerdo que ese señor de Fernando Salazar, fuera del estadio, quiera bravearlo a uno.¿Cree que estamos en la época de a dónde, de Pablo (Escobar)? No más, parceros, no se equivoquen", manifestó el jugador, quien a sus 36 años vive uno de sus mejores momentos.

Y es que el cotejo en el Atanasio estuvo envuelto en diferentes controversias. Desde el momento en el que se paró el encuentro por la inclemencia de las precipitaciones, hasta en el desarrollo mismo del duelo, con conatos de bronca durante y después del juego, entre futbolistas de ambos elencos.

No es la primera vez que Salazar es acusado de instigar a rivales, a oficiales de campo o a árbitros. En su historial ha tenido varias multas por parte de la División Mayor del Fútbol Colombiano por su comportamiento, que de acuerdo con lo dicho por el integrante del 'Decano' fue vergonzoso.

Esta es la denuncia que hizo Andrés Cadavid, del DIM, contra el dueño de Rionegro Águilas: