Aberrante: hinchas de Atlético Nacional utilizaron gallinas muertas para protestar contra la dirigencia del club; mensaje para Benjamín Romero



Tal parece que la inconformidad de los hinchas de Atlético Nacional contra la directiva está pasando de 'castaño' a 'oscuro'. No de otra forma podría explicarse el más reciente hecho que se conoció en redes sociales y que para algunos no está a la altura del elenco más grave del país. 

En las últimas horas se difundieron imágenes de lo que habría sido un acto de los aficionados en contra del presidente del club, Mauricio Navarro, y su vicepresidente, Benjamín Romero. Y que causó indignación no solo entre una parte de la parcial 'verdolaga', sino entre la opinión pública.

Con gallinas muertas colgadas en las afueras de la sede administrativa del club, en Itagüí, algunos fanáticos se manifestaron en contra de la directiva; en especial de Romero, a quien le recordaron con este gesto su pasado en Millonarios: elenco cuyos seguidores son apodados así, como 'gallinas'. 

Para algunos internautas, entre ellos el representante a la Cámara, Octavio Cardona, este no es solo hecho de mal proceder: sino una práctica que puede ser considerada como maltrato animal, que tiene un fuerte castigo en el Código Penal Colombiano. Más allá de que sea un ave de consumo humano.

"Aberrante y de mal gusto lo que hicieron algunos hinchas de Nacional, mataron gallinas y las colgaron fuera de las instalaciones de la sede del equipo en rechazo a las directivas del club.  ¿No había otra manera protestar?", se cuestionó Cardona a través de su cuenta de Twitter.

Pese a que han salido algunos barristas a defender esta protesta, alegando que sucesos así son comunes, sobre todo en el balompié argentino, en donde estas manifestaciones tienen implicaciones más profundas, las voces de rechazo a este suceso han sido generalizadas. 

Por lo pronto, las agrupaciones organizadas que siguen al 'Rey de Copas', entre ellas 'Los Del Sur', no se han pronunciado acerca de estas manifestaciones, de las que se dice habrían ocurrido este viernes. Pero que podrían ser entendidas como amenazas directas contra la cúpula del club.