Atlético Nacional tendrá en sus filas al arquero campeón de la Liga BetPlay: se refuerza el arco del 'verdolaga'



Ante la partida de Aldair Quintana y del juvenil Sebastián Guerra, era claro que en Atlético Nacional existía la necesidad de contratar a un arquero: con miras no solo a la Liga BetPlay 1 2023 sino también a la ronda de grupos de la Copa Libertadores, en la que está obligado a clasificar.

Y qué mejor candidato para el puesto que el golero campeón del FPC, quien fue el gran héroe de la primera conquista del Deportivo Pereira en el profesionalismo: Harlen 'Chipi Chipi' Castillo, quien llegó a un acuerdo con el 'Rey de Copas' para lo que será esta temporada, de la mano de Paulo Autuori.

El jugador de 29 años, quien con sus atajadas desde los 12 pasos rompió el maleficio de los 'Matecañas' en el rentado criollo, presentará los exámenes médicos este lunes y, si nada extraordinario ocurre, estampará su firma en el contrato por una temporada, con la ilusión de ser figura en el 'verde'.

Así lo adelantó el periodista Nelson Restrepo, quien fue el primero en anunciar en redes sociales la opción de que Castillo se uniera a la disciplina del cuadro paisa. Casualmente, Quintana fue enviado a préstamo al elenco pereirano, en donde será el reemplazante de 'Chipi Chipi', algo impensado.

Para el guardameta chocoano, está el gran desafío de enfrentarse por el puesto con otro campeón de la Liga y quien también marcó el camino del éxito para su club: el santandereano Kevin Mier, otro especialista desde el punto penal, tras aguarle la fiesta a Deportes Tolima en 2022-1.

En caso de concretarse el arreglo alcanzado, que sería una cesión con opción de compra, y a la espera de la oficialización del volante Nelson Deossa, Nacional llegaría a su séptimo refuerzos en la presente temporada. Un anuncio que parece calmar las agitadas aguas en las que 'navega' la institución.

En la temporada del 2022, Harlen disputó un total de 41 partidos y 3.720 minutos en la Liga; además de 360' en cuatro apariciones en la Copa BetPlay. Sin lugar a dudas fue el dueño del arco risaraldense y después de siete años en la institución logró marcharse por la puerta grande. 

Foto: Dimayor